Cómo conquistar clientes en tu sitio web

Animar a los usuarios para que compren tus productos no siempre es tarea fácil, todo se basa en la comunicación. Es cuestión de cuidar la forma en la que les hablas. Debes decir las cosas de manera clara, asegurándote de que te diriges a ellos en un idioma que pueden comprender.

Proponemos responder a estas 5 preguntas fundamentales para construir un sitio web que destaque entre tu competencia.

 

Pregunta nº 1: ¿Qué estás haciendo/vendiendo?

 

Puede parecer una pregunta obvia, pero lo que a ti te parece obvio, no tiene por qué serlo para tus clientes. Muchas son las empresas que en su sitio web utilizan un lenguaje técnico, inentendible para sus clientes. Si vendes un servicio revolucionario, innovador y avanzado, pero su nombre no es muy común, la mayoría de la gente no sabrá de qué se trata y no necesariamente verá el motivo de contratarlo.

Por ejemplo, el servicio de líneas WebRTC, puede parecer obvio para un ingeniero o para los que trabajan en el campo de la telefonía, pero no todos tienen por qué conocerlo. Tenemos que empatizar con el cliente y pensar en un nombre que podría entender, como: líneas telefónicas virtuales alojadas en la nube para recibir llamadas telefónicas a través de Internet. Esto ya es más claro y el cliente puede tener una idea de lo que es exactamente.

 

Pregunta nº 2: ¿A quién va dirigido tu servicio/producto?


Ten cuidado con querer llegar a una audiencia demasiado grande. Se suele decir que lo que sirve para todo, no sirve para nada. Aquí pasa lo mismo. Tu usuario quiere saber que tu producto o servicio le puede ayudar a él concretamente y que se adapta a su caso específico.

 

Por ejemplo, si tienes una agencia de marketing, te vas a dirigir solamente a los emprendedores, ya que probablemente a una persona que no tiene su propia empresa, no le van a interesar tus servicios.

 

Pregunta nº 3: ¿Cuáles son los beneficios de tu producto o para qué sirve?

 

Esta pregunta debería ayudarte a darle sentido a lo que estás vendiendo. Tener un sitio web bonito, bien escrito y optimizado no te ayudará mucho si los usuarios no entienden el verdadero valor de tu producto o servicio. Los visitantes de tu página deben encontrar una solución a sus problemas.

 

Responde a esas dos preguntas:

 

¿Tu producto o servicio soluciona un problema? ¿Cuál?

 

¿Respondes a un deseo de tu audiencia? ¿Cuál?

 

Cuando comiences a analizar, encontrarás muchas razones para que elijan tus productos. Puedes ponerlos en orden, utilizando la pirámide de necesidades de Maslow como referencia. Intenta incluir todas estas razones en tu contenido para que tus clientes puedan ver lo que tu servicio puede brindarles.

 

Pregunta nº 4: ¿Cuáles son los beneficios de trabajar contigo? ¿Qué es lo que haces mejor que tu competencia?

 

Este suele ser el punto más difícil a la hora de promocionar un negocio. Es muy importante no sólo justificar los beneficios del servicio, sino también ver por qué tus clientes deben elegirte a ti y no a tu competidor. Debes prestar atención a un punto importante: tu razón principal no debe ser ni el precio ni la ubicación. Siempre puede aparecer alguien que ofrezca mejores precios que tú, o que abra una oficina al lado de la tuya. Tener precios competitivos y una buena localización, sin duda alguna, son ventajas, pero no dejes que estos dos elementos sean tus únicos argumentos. Piensa bien cuáles son los detalles que te hacen único y que hará que la gente te prefiera a ti y no a otro.

 

Pregunta nº 5: ¿Cómo pueden tus clientes contactarte?


La comunicación con tu cliente es la clave del éxito. No importa lo bien que tengas diseñada tu página y lo amplia que sea la información de tu empresa, los clientes siempre tendrán alguna duda, ya sea porque no encuentran la respuesta a su pregunta en tu web, o simplemente les da pereza y les resulta más fácil preguntártelo directamente. En el momento que vean imposible contactarte, se dirigirán a tu competencia. Por eso es tan importante que pongas tu correo electrónico y tu número de teléfono visible y fácilmente accesible. Incluso puedes implementar un chat o el botón click to call. Y no te olvides de tus clientes extranjeros. Si ven que dispones de un número con el prefijo de su país, estarán más dispuestos a contactarte. Gracias a un número virtual internacional podrás conseguir un número de diferentes países, si necesidad de estar físicamente presente en ellos.

 

Bueno, ya hemos respondido las 5 preguntas. Ahora hay que pensar dónde colocar toda esta información. Es importante que sea visible en tu página de inicio porque es la primera que los usuarios visitan. A primera vista, los visitantes deben sentirse identificados, reconocerse a sí mismos en tu sitio web. Pero no te limites, las páginas de servicios o productos también son lugares perfectos para exponer, desde un ángulo diferente, las mismas respuestas.

Entonces, tus clientes sabrán perfectamente por qué y dónde buscar. Así que ponte a trabajar y revisa si las respuestas a estas preguntas se encuentran en tu sitio web.


Fuente:

Ana López, Directora del Departamento de Marketing y Comunicación de la empresa Fonvirtual. Especializada en el comercio digital y en el marketing por Internet, intervengo a menudo en otros blogs y llevo a cabo actividades de consultoría para grandes grupos.